martes, 24 de abril de 2012

Timidez...

¿Cuántas veces pensáis que me he quedado con las ganas de hacer algo que quería hacer por su culpa?

Muchas. Bueno, más bien eso es quedarse corto, pues la verdad es que ha sido cientos de veces.

No entrar a las tiendas por tener que ir sola.

No pedir cosas en la cafetería.

No poder hablar con gente con la que no tengo suficiente confianza…


Si no me creéis, le podéis preguntar a cualquier persona que me conozca pues es la cruda realidad.


¿Pensáis que me gusta ser así? 
¿Ponerme roja en cuanto alguien me habla? 
¿Qué se me trabe la lengua? 

Pues no. 

En ocasiones puede resultar divertido pero llega un punto en el que ya te agobias tanto a causa de eso que lo pasas realmente mal.


Poco a poco lo voy intentando cambiar, pero es muy complicado. 

La gente que no es así no lo comprende y no entiende cómo es posible que, por poner un ejemplo, te dé vergüenza pedir una Coca cola en una cafetería.

Las personas a las que les pase coincidirán en mis opiniones porque, damas y caballeros, la vida es así.

Como se suele decir, "unos tanto y otros tan poco" (refiriéndome a lo de las timideces, claro está)

Animo a todos y, puede que en algún momento de nuestras vidas, logremos solucionar este pequeño problemilla que más de a uno puede que le quite algo el sueño.


Dicho queda.

2 comentarios:

  1. ains, cuánto te entiendo... a mí me pasa lo mismo! =(

    por cierto, te sigo el blog ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos unas incomprendidas!

      Muchas gracias por seguirme :)

      Eliminar