sábado, 24 de marzo de 2012

"¿Sabéis por qué tenemos faros?

Porque orientan a los barcos en la oscuridad y los mantienen a salvo evitando que choquen contra las rocas.


Porque cuando te encuentras con una tormenta en el mar y las olas no paran de golpearte y crees que ya nunca volverás a tierra y que estás a punto de romperte en mil pedazos y hundirte en el agua hasta el fondo, es la luz la que orienta tu mundo.

La luz”.

Monólogo de la película “Como la vida misma”.

Ciertas personas son como estos faros de los que se habla y por suerte para mí, yo me he encontrado a algunas por mi camino.

Espero que no me dejen nunca a oscuras…

Dicho queda.

4 comentarios:

  1. es un pasada de pelicula i es muy bonita..

    ResponderEliminar
  2. Estoy muy de acuerdo con la entrada!! Confiemos ciegamente en nuestros faros y su luz...

    ResponderEliminar