martes, 22 de mayo de 2012

Te Quieros...


No se pueden decir al azar. 

Hay que estar muy seguro de lo que uno hace para soltar estas dos palabritas porque, dichas en el momento inapropiado o a la persona equivocada, nos puede costar muy caro.

También puede darse el caso de que nosotros lo sintamos y queramos decirlo, pero que no lo hagamos por temor a escuchar  “yo no”.


Cuidadín con estas palabritas… Aunque sean cortas, su efecto es muy potente, devastador y si no se dicen de la manera adecuada, pueden destrozar a muchas personas.

Por eso, si no estás seguro, no lo digas, porque podrías hacer una locura como por ejemplo, creértelo.

Dicho queda.

PD: Siento no haber escrito escrito en varios días pero es que, damiselas y caballeros andantes, han empezado los exámenes y me va a ser un poco difícil, por no decir imposible poner entradas todos los días. Intentaré compensaros de alguna manera. :)

4 comentarios:

  1. De todos modos y aunque los "te quiero" no se pueden ni deben soltar a la ligera (yo tardé bastante aunque ya lo sentia) , sí que es verdad que hay que echarle valor porque no imaginas cómo llena el nomento tras el agobio de decirlo la primera vez cuando escuchas "y yo también", merece la pena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero la cosa es que tienes que estar seguro de lo que estas diciendo y no soltarlo como si se tratase de "hola" o algo por el estilo... ¿no?

      Eliminar
  2. Claro, en eso estamos de acuerdo, pero por eso mismo te he dicho lo anterior...soy de los que opinan que cuando es sincero de verdad el primero cuesta y los siguientes tienen demasiada importancia como para decirlos como un "hola".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, que son unas palabritas traicioneras!!

      Eliminar